Antes y después del resurfacing
Resultados de aplicar la técnica resurfacing

¿En que consiste el resurfacing?

Consiste en eliminar las capas superficiales de la piel con láser. Después del tratamiento, menos agresivo que el peeling químico, el tejido cutáneo se regenera y desaparecen las marcas producidas por el envejecimiento y la exposición a los elementos -sol, tabaco…- como las arruguitas finas y las manchas. El  último grito en el resurfacing es el láser fraccionado, que realiza microperforaciones y deja áreas de piel intactas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *