Otoplastia

OTOPLASTIA

 

Es la corrección quirúrgica de las orejas despegadas o “de soplillo”, frecuente tanto en niños como en adultos, y tanto en hombres como en mujeres. Se trata de una intervención sencilla y que evita importantes complejos, sobre todo a edades tempranas.

Es la única intervención de cirugía estética autorizada a realizarse en menores por la SECPRE.

Dependiendo de la edad del paciente a tratar, la intervención se puede realizar bajo anestesia general o local. La incisión se suele hacer por detrás de la oreja, dejando por tanto una cicatriz prácticamente invisible. A partir de esta incisión se remodela el cartílago de la oreja, haciendo que se pliegue en los sitios adecuados y extirpando una elipse de piel, que se sutura. El resultado de la operación es permanente. Rara vez es necesario un retoque y las complicaciones, ya sean cutáneas o del cartílago, son excepcionales.

En el postoperatorio no suele haber grandes molestias, salvo un dolor moderado el mismo día de la intervención que se suele tratar con medicación antiinflamatoria.