Mastopexia

MASTOPEXIA

 

La mastopexia es un procedimiento quirúrgico que sirve para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. La edad, los embarazos, la lactancia y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer, fenómeno conocido como ptosis mamaria. Con los años,  la piel también pierde su elasticidad y esto favorece el fenómeno de ptosis. Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis para rellenar y mejorar la forma.

Las incisiones y cicatrices dependerán de la posición del pecho y la cantidad de piel sobrante existente antes de la intervención. Algunas pacientes sólo necesitan una pequeña incisión alrededor de la areola, otras pueden requerir más incisiones para eliminar el exceso de piel, o incluso un implante de pecho puede mejorar ligeramente  el volumen del pecho. Nuestro cirujano le aconsejarán y resolverá sus dudas en todo aquello que necesite.

El dolor postoperatorio de una mastopexia suele ser moderado y desaparece progresivamente. Los pechos estarán magullados, hinchados y con molestias durante varios días, así como sensación de tensión en el pecho y ciertas molestias, pero podrá hacer vida normal entre las 48 y 72 horas siguientes. Durante uno o dos meses no deberá realizar ejercicios ni movimientos bruscos, ni cargar mucho peso.

Tiene que tener en cuenta que la firmeza en el pecho no será permanente, los efectos del embarazo, la gravedad, la edad, y las oscilaciones del peso pueden eventualmente producir un nuevo descenso del pecho.